Mar y Luna: Gastronomía Peruana

RESTAURANTE DEL MES / JULIO 2017
Disfrutar de una verdadera comida peruana en Quito es posible. No se trata de comida Nikkei o fusión; es realmente comida tradicional de Perú, como aquella que especialmente las abuelas conocen de verdad.

Restaurante Mar y Luna es el tercer restaurante de una franquicia familiar que nació en Chimbote, un pueblo pesquero al norte del Perú. Juan Andrés Castro -chef y propietario del establecimiento- inauguró el segundo restaurante en Perú y decidió traerlo tambíen al Ecuador. En conjunto a sus padres decidió crear un restaurante de ambiente familiar, donde pueda fusionar las raíces gastronómicas de su madre y ofrecer a sus comensales música en vivo con las bellas melodías de su padre que toca el piano.

 

El local abrió en el 2012 y desde entonces su nombre ha dejado en alto a la gastronomía peruana, ya que su principal objetivo es ofrecer platos tradicionales. Juan Andrés recopiló recetas de sus abuelas, tías e incluso de una vendedora de anticuchos, para así poder aprender la preparación original de recetas peruanas y ofrecer un producto único en el Ecuador.

Hoy en día su restaurante ofrece diferentes combinaciones y platos muy caseros, con un montaje muy estilizado y original. La decoración del local también lo invita a conocer sobre la cultura peruana, por lo que aquí podrá encontrar telares del Cuzco, Caballos de Totora para pescar, balcones limeños, toros de Pucará y muchos más objetos que lo llevarán a preguntar su origen.

Aunque entre semana priman los almuerzos y cenas ejecutivas; el fin de semana Mar y Luna se convierte en un establecimiento familiar. Cuenta con facilidades para que las familias puedan disfrutar tranquilamente de sus comidas y es apto para niños de todas las edades. La comida también se adapta a todos los gustos, porque aunque priman los mariscos (pescados, camarón, pulpo, calamar, langostinos, etc.) también se ofrecen platos peruanos a base de lomo o pollo.

Una miradita al sabor peruano

 

A diferencia del cebiche ecuatoriano, el pescado del cebiche peruano no se cocina con agua; es cocido en limón. Las guarniciones también cambian, ya que en Perú –dependiendo de la región- se lo acompaña con camote, choclo, mote, yuca o fréjol zarandaja. Esto ayuda a reducir el picante al comer.

Generalmente los platillos del Perú llevan bastante picante, por lo que en Mar y Luna crearon procesos de cocina para reducir el picante de diferentes ajíes, manteniendo su sabor. Dependiendo de su gusto, puede pedir su plato nada, poco o muy picante.

Cebiche Mar y Luna

En lo que respecta a bebidas Perú es muy conocido por su tradicional coctel el Pisco Sour. Aunque su receta es estándar, en Mar y Luna ofrecen diferentes variedades de Pisco a base de diferentes frutas como mora, guanábana y fresa. Además cada mes se crean distintos piscos macerados, que pueden ser de jengibre, hierba luisa, menta, albahaca, etc. También es muy famosa la chicha morada, una refrescante bebida sin alcohol a base de maíz morado, frutas cítricas y especies. En el restaurante la llaman ‘limonada negra’, y no solo tiene un sabor muy agradable; también es una bebida muy nutritiva.

Las recomendaciones del Chef

 

Entre los platos más vendidos en Mar y Luna se encuentra el famoso cebiche, plato bandera del Perú. Otro plato frío es el pulpo al olivo, marinado en limón con salsa de aceitunas negras. Y por supuesto está la Causa Limeña, plato emblemático también. En opciones calientes Juan Andrés recomienda el Tacu Tacu, que es un arroz con pasta de fréjol montado con mariscos, o el Arroz Chaufa que está frito al wok con salsa de soya. La diferencia de este arroz es que se usa jengibre, salsa de ostión y ajonjolí para aromatizarlo y darle otro sabor.

Tacu Tacu picante de mariscos

Entre sus creaciones estrellas se puede encontrar los medallones a la marinera; corvina rellena de camarón con salsa de calamar y pulpo. Algo que diferencia a Mar y Luna, es que muchos de sus platillos ofrecen diferentes variedades de platos para así poder probar más de un sabor o marisco.

Juan Andrés confía totalmente en su equipo de trabajo y gracias al duro trabajo de todos lograron posicionarse en el sector gastronómico de Quito y representar al Perú con su comida, ya sea en festivales o fiestas patrias.

Juan Andrés Castro y el equipo de cocina de Mar y Luna

La invitación está abierta a todos para quienes gustan de los mariscos o de la cocina peruana y el chef asegura que “los clientes “se van más contentos de lo que llegaron”. En Mar y Luna Restaurante Peruano podrá probar la auténtica comida del país vecino y de seguro una vez que lo haga, sin duda regresará por más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *