Un lugar donde tu perro será un cliente más

SEMANA DEL PERRO EN TAVOLA

 

Ubicado bajo el enorme parque Itchimbía, una calle de Quito se prende con música, gastronomía y luces. Uno de los restaurantes que forma parte de este callejón es Café Mosaico; un local que abrió sus puertas hace más de 15 años y que de hecho fue el pionero en mostrar la impresionante vista de Quito.

El establecimiento lo abrió Alex Karras con su familia, y ahora es administrado por él y por su pareja Diana. Actualmente Mosaico es un ícono del turismo nacional e internacional y gracias a las recomendaciones de sus clientes el sitio está en constante movimiento.

Un aspecto que diferencia a este restaurante de otros, es su peculiar política Pet Friendly (amigable con mascotas); que consiste en que toda mascota es bienvenida en Mosaico. Y no solo son bienvenidos, también son recibidos con agua y galletas de cortesía. La acogida a los perros es tan grande, que incluso en la carta figura un menú para ellos que puede ser con hamburguesa, pollo o comida seca. 

Para Mosaico es importante que su amor por los animales se visualice en más de una manera, por lo que crearon el proyecto ‘Mican’ con el fin de ayudar a perritos de la calle. Esta propuesta se puso en marcha oficialmente hace 3 años, y aunque no figuran como una fundación, colaboran con otras fundaciones que albergan animales abandonados.

 

El restaurante recauda fondos por medio de donaciones recurrentes, para lo cual cuentan con ayuda de extranjeros que cada mes donan dinero. También crean proyectos más pequeños donde gente local puede aportar, como por ejemplo donación y compra de películas. La gente se acerca a donar películas y estas son revendidas en Mosaico a tan solo 50 centavos. Con los fondos recolectados se paga la comida de varios perritos, sus gastos médicos o cualquier necesidad que las fundaciones puedan tener. Hasta el momento han dado más de 40 perritos en adopción, e incluso se han quedado con algunos.

Diana y Alex incluyeron a su familia a 15 mascotas; 10 perros y 5 gatos. Al igual que ellos viven en el piso de arriba de Mosaico y en las tardes/noches reciben a los clientes en la sala principal del restaurante. Diana asegura que muchas personas y turistas visitan el local especialmente para conocer a los perritos y se acercan a acariciarlos ya que esto funciona para muchos “como terapia”.

Uno de ellos es Elías, un precioso perro color caramelo que fue encontrado por Diana regresando del aeropuerto, después de haber sido atropellado. Con ayuda de otro rescatista (coincidencialmente cliente de Mosaico) subieron a Elías al carro y lo llevaron a su veterinario de confianza. El diagnóstico no fue muy prometedor ya que estaba paralizado del cuello para abajo y pensaron que no volvería a caminar. Sin embargo su nueva familia no perdió la esperanza y con terapia, masajes y tratamiento médico, él volvió a caminar con tres de sus patas. Ahora Elías y los otros perritos son parte del restaurante y muy educadamente descansan en sus camas sin molestar a nadie ni acercarse a los clientes.

Diana Godoy y Alex Karras con 4 de sus perritos

Todas las mascotas de Mosaico tuvieron una historia muy triste, pero un desenlace feliz en su nuevo hogar. Ahora el restaurante se desarrolla en un área de pensamiento verde: No solo su menú ofrece varios platos vegetarianos y veganos, sino que incluso en lo que respecta a operación han optado por mejores opciones para el medio ambiente como botellas de vidrio, detergentes amigables, etc.

Por medio Facebook e Instagram, Mosaico anuncia todos sus eventos o proyectos, y además es posible hacer donaciones a través de su página web. En el primer piso se desarrolla Mosaico Music Room, donde los viernes y sábados se presentan bandas locales en vivo.

Diana y Alex invitan a todos a conocer Mosaico y deslumbrarse con la vista y la buena energía del lugar. Si puede llevar a su mascota ella será muy bien recibida y podrá acompañarlo en una salida especial. Ya sea para cenar, almorzar o simplemente tomarse un canelazo caliente; Café Mosaico es un lugar donde el amor y respeto hacia los animales –entre otros factores- lo convierten en un sitio único.

Le recomendamos hacer una reserva antes de visitar el restaurante y llevar un abrigo caliente para que disfrute de la noche a plenitud.

 

MÁS INFORMACIÓN DEL RESTAURANTE: CAFÉ MOSAICO

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *